5.-Inhibidores de la fosforilación oxidativa

Numerosos productos químicos pueden bloquear la transferencia de electrones en la cadena respiratoria, o su cesión al O2. El monóxido de carbono, CO, aparte de desplazar al O2 de la hemoglobina, a nivel celular se une a la forma reducida del hierro (Fe++) de los grupos hem de la citocromo-oxidasa terminal y bloquea la entrada de O2 a la misma. Los agentes cianógenos, como el cianuro de hidrógeno (ácido cianhídrico) o el cloruro de cianógeno, utilizados en ataques terroristas o en las cámaras de gas nazis (gas Zyclón), son compuestos de acción muy rápida y letal, que contienen el ión cianuro, CN-, un potente veneno celular que se liga al ión férrico (Fe+++) del citocromo-oxidasa e impidiendo la transferencia de electrones, produciendo un estado anaeróbico (en casos de envenenamiento sobreagudo, >270 ppm, el cuadro es fulminante y conduce a parálisis cardiorrespiratoria en menos de 5 minutos). El amital, es un barbiturato que bloquea la cadena transportadora a nivel del complejo I, entre la NADH deshidrogenasa y la coenzima-Q (este efecto se ha observado in Vitro, ya que su intoxicación afecta al SNC por interferencia con los canales del GABA). La rotenona es un producto vegetal que se usa como insecticida y pesticida actuando también por interferencia en la cadena respiratoria también a nivel del complejo I. La antimicina es un antibiótico producido por Steptomyces griseous, que ha sido usado como veneno para controlar alguna especie de peces, interfiriendo con el flujo de electrones en el complejo III. Las azidas afectan a la cadena respiratoria de igual forma que el cianuro, son utilizadas en los “airbags”, en la producción de explosivos y como preservativo químico en hospitales y laboratorios, habiéndose informado casos de intoxicación en humanos. Otros compuestos actúan bloqueando el canal de protones de la ATP-sintetasa como la oligomicina (antibiótico producido por Streptomyces) o la diciclohexilcarbodiimida (DCCD), un reactivo soluble en lípidos.