3.-Nutrición y ejercicio

La actividad física es cualquier actividad que implique a los principales grupos musculares, incluyendo las actividades básicas como ir de compras o subir escaleras. El ejercicio incluye cualquier actividad realizada con el objetivo de mejorar o mantener el bienestar físico.

El bienestar físico se puede describir como la capacidad para desarrollar las tareas diarias con vigor y alerta, sin fatiga excesiva, y con energía suficiente como para disfrutar del tiempo libre y afrontar situaciones no previstas.  

La cantidad recomendada de actividad física suele ser al menos 30 minutos de actividad física moderada al menos 5 días a la semana.

Hay tres tipos principales de ejercicio: el ejercicio aeróbico, el entrenamiento de resistencia y los ejercicios de estiramiento.

El ejercicio intenso puede ocasionar un rápido incremento de hasta 15 veces en el consumo de oxígeno corporal total y se acompaña de un incremento de 10 veces en el volumen minuto, 5 veces en el gasto cardíaco, y 3 veces en la extracción sistémica de O2 , todo esto requiere adaptaciones microvasculares que sirven para incrementar la llegada de oxígeno a los músculos donde más se necesita. El gasto cardíaco máximo generalmente limita la capacidad de ejercicio. El entrenamiento permite virtualmente mejorar cada paso del intercambio gaseoso durante el ejercicio desde el pulmón hasta la mitocondria del músculo esquelético.