3.-La mitocondria

Las mitocondrias son orgánulos que se encuentran en todas las células (a excepción de los hematíes) y en todas las zonas del citoplasma celular, aunque su número varía de menos de 100 a varios miles, dependiendo de la cantidad de energía que requiere la célula. Tienen una forma y tamaño variables; algunas miden sólo algunos cientos de nanómetros de diámetro y tienen forma globular, mientras que otras son alargadas o filamentosas y ramificadas midiendo desde 1 a 7 micras. Las mitocondrias se reproducen por sí mismas, dispone de un ADN propio, similar al del núcleo celular, lo que significa que una mitocondria puede formar una segunda, una tercera, etc, siempre que la célula necesite cantidades mayores de ATP. La estructura básica está compuesta por dos membranas de bicapa lipídica-proteica: una membrana externa y otra interna. Los plegamientos múltiples de la membrana interna forman compartimentos en los que se unen las enzimas oxidativas. Además, la cavidad interna de la mitocondria está llena con una matriz que contiene grandes cantidades de enzimas disueltas que son necesarias para la extracción de la energía de los nutrientes, proteínas, lípidos, ARN, ADN y ribosomas (mitorribosomas). Estas enzimas actúan asociadas a las enzimas oxidativas de los compartimentos para provocar la oxidación de los nutrientes, formando CO2 y H2O y, al mismo tiempo, liberando energía que es la que se usará para sintetizar el ATP. No debe olvidarse que en la mitocondria tambien se producen importantes reacciones de síntesis y no exclusivamente catabólicas.