2.-Nutrientes

Los productos aportados del exterior tanto si lo son por su vía natural oral/digestiva, como si se suministran por vía intravenosa artificial cubrirán unas necesidades globales de energía, pero también aportarán productos esenciales como vitaminas o algunos aminoácidos que no pueden ser sintetizados por el organismo a partir de otros y tienen que obtenerse necesariamente de la alimentación.

Las necesidades de nutrientes oscilan ampliamente desde pequeñas cantidades para los oligoelementos o vitaminas hasta grandes cantidades de los principios inmediatos que aportaran grandes cantidades de energía.

Los nutrientes deben cubrir desde unas necesidades básicas para un organismo en reposo (metabolismo basal) hasta unas necesidades máximas para situaciones especiales como pueden ser ejercicio, embarazo o determinadas enfermedades (metabolismo actual o de demanda).

El metabolismo basal está determinado genéticamente para cada individuo, explicando que con el mismo aporte de calorías unos individuos mantengan el peso, otros pierdan o aumenten. Algunas enfermedades hormonales o nerviosas (tiroides, suprarrenales, ansiedad, depresión..) pueden modificar no obstante el metabolismo basal y producir variaciones en el peso del individuo.

Micronutrientes son las vitaminas y minerales, imprescindibles pero en muy pequeñas cantidades cada día.

Macronutrientes o principios inmediatos, son las proteínas, grasas y carbohidratos.

Proteínas, son resultado de la polimerización o enlace de múltiples unidades de aminoácidos.

Lípidos, que incluyen las grasas (ácidos grasos esterificados con glicerina u otros alcoholes) y lipoides (sustancias con las mismas propiedades físicas pero de distinta y variada composición química).

Carbohidratos, incluyen los azúcares simples o monosocáridos o los productos de su polimerización como polisacáridos y almidones.

Malnutrición, es un síndrome clínico derivado de las dificultades en el aporte o aprovechamiento adecuado de los nutrientes y puede depender de múltiple causas:

   . Dificultades sociales que impidan el aporte correcto.

   . Patologías sensoriales de olfato y gusto que limiten la apetencia.

   . Alteraciones dentales/masticación o del resto del proceso digestivo.

   . Inactividad.

   . Enfermedades del metabolismo.

   . Enfermedades con repercusión general.

   . Fármacos.

Recomendaciones o necesidades diarias de nutrientes (adulto 70 kg) :

Proteínas: 40-50 g, suponiendo un 12-15% del aporte calórico. Entre la mitad y un tercio de ese aporte se conseguirá con: 200 g de carne o pescado, con dos huevos, con cuatro yogurt, con medio litro de leche, con 70 g de queso manchego o con 100 g de legumbres.

Grasas: no deberían rebasar el 36% de las calorías totales, el aporte de colesterol (huevos, mantequilla, queso, hígado) debe ser inferior a 300 mg/d y debe contener un alto porcentaje de ácidos grasos poli-insaturados (aceite de girasol o maíz, cereales, frutos secos y pescado azul), también debe aportar ácidos grasos monoinsaturados en forma de aceite de oliva y restringir los ácidos grasos saturados (carnes, embutidos, leche, mantequilla y queso) .

Carbohidratos: deben aportar 50-55% de las calorías, incluyendo 15-20 g de fibra (frutas, verduras, leguminosas) y restringiendo los azucares simples.

Vitaminas y oligoelementos: solo requieren pequeñas cantidades, habitualmente contenidas en una dieta equilibrada. Por tanto su suplementación solo seria requerida en situaciones especiales muy específicas para cada caso, pese a ello su uso terapéutico está muy generalizado a veces para aprovechar las propiedades de dosis suprafisiológicas, pero también por efecto placebo. No obstante la mayoría de vitaminas hidrosolubles son coenzimas.

Coenzimas: son pequeñas moléculas dializables, no proteicas, necesarias como grupo prostético y activo para la función catalítica de las enzimas, que son proteínas funcionales indispensables en las principales reacciones del metabolismo. Las más importantes son:

 . NAD (Co I) nicotinamida adenina dinucleótido.

      Imprescindible para la glucolisis y en la cadena respiratoria.

 . NADP (Co II) nicotinamida adeninina dinucleótido fosfato.

      Fundamental en la síntesis de ácidos grasos.

 . FAD Flavin adenina dinucleotido.

      Componente de la cadena respiratoria.

 . Co A formada por ADP (adenosina dinucleótido fosfato) y ácido fosfopantoténico.

Molécula central para la entrada de acetilos en el ciclo oxidativo de Krebs y necesario para la síntesis de colesterol, triglicéridos, fosfolípidos, esteroides y metabolismo de las porfirinas.

 . Co B12 tetrahidrofolato.

      Necesario como dador de metilos (transmetilación) para la síntesis de proteínas.

 . TPP Tiamino pirofosfato.

Necesaria para la conexión de la glucolisis con el ciclo de Krebs y el propio funcionamiento de este. Imprescindible para la vía de las pentosas derivada de la glucolisis, esta vía es imprescindible para las síntesis reductoras (ácidos grasos) y para la actividad antioxidante del sistema del glutatión, fundamental en los hematíes.

  . PLP  Pirodoxal fosfato

Preciso en las reacciones de transaminación/ desaminación y por tanto para el procesamiento de aminoácidos sobrantes de la síntesis proteica (a diferencia de glucosa y aa. grasos no pueden almacenarse), que son desprovistos de NH3 que se eliminará por el ciclo de la ornitina y fabricación de urea, quedando cetoácidos que pueden ser procesados energéticamente (ciclo de Krebs) o derivados a Piruvato, neoglucogénesis, fabricación de intermediarios del ciclo de Krebs o formación de aa. grasos o cuerpos cetónicos a través del acetoacetil-Co A.

Como resumen debemos considerar que aunque el uso terapéutico de las vitaminas sea discutido, su presencia a un nivel mínimo es indispensable en las más importantes rutas metabólicas de la vida animal.