1.-Fundamentos

1.    CO2 (Dióxido de carbono o anhídrido carbónico): Gas muy soluble en agua con formación espontánea de ácido carbónico, más pesado que el aire, incoloro, inodoro y con sabor picante. Compuesto esencial para la mayoría de los seres vivos. Producto final del metabolismo oxidativo de los principios inmediatos. Se elimina fundamentalmente por los pulmones. Se licua fácilmente y aunque no es venenoso su aumento de presión parcial en el aire respirable se hace a costa de reducir la presión parcial de oxigeno, por ello es peligroso respirar una mezcla de aire con fracción inspiratoria ( FiCO2) superior al 15%. Por la misma razón al desplazar al oxigeno de una mezcla de gases, puede usarse para apagar combustiones, formando parte del contenido de los extintores.

2.    CO3H2 (Acido carbónico): Acido débil que aparece por disolución del dióxido de carbono en agua (CO2 + H2O = CO3H2). Es un ácido muy inestable con alta tendencia disociarse en H+ y CO3H- al disolverse en agua, de hecho prácticamente no existe de forma libre, estando siempre disociado.

3.    CO3H- (Anion bicarbonato): ion asociado al sistema amortiguador acido carbónico/ bicarbonato, presente en los líquidos corporales. Procede indistintamente del la disociación del acido carbónico (CO3H2) o del bicarbonato sódico (CO3HNa), de ahí la denominación de “ión compartido”, concepto fundamental para comprender el mecanismo de actuación de los amortiguadores o buffers. Es un importante componente de las secreciones intestinales, biliar y pancreática

4.    Anhidrasa carbónica: enzima que cataliza la reacción CO2 + H2O ↔ CO3H2. La reacción se puede inhibir farmacologicamente con productos llamados inhibidores de la anhidrasa carbónica. Participa en la transformación y trasporte del dióxido de carbono por la sangre, en la secreción de ácido clorhídrico por el estómago y es fundamental en la nefrona para el proceso de absorción de bicarbonato y sodio, combinado simultáneamente con excreción de protones o acidificación de la orina