1.4.-Cuidado de la muestra

La anticoagulación de la muestra sanguínea con heparina sódica es imprescindible, pero una cantidad excesiva puede artefactar los resultados (disminución de la pCO2 y del HCO3, y altera la determinación de la Hb). Por lo que se recomienda utilizar preparados de Heparina poco concentrada, humidificar el émbolo y la jeringa de extracción; y evitar que quede heparina libre en el interior de la jeringa. En caso de que la gasometría se emplee también para efectuar la medición simultánea de iones debe utilizarse HBPM.

Si tras extraer la muestra se observan burbujas de aire en el interior de la muestra, se deben extraer inmediatamente, con la jeringa en posición vertical. Tras ello hay que sellar la jeringa con un tapón y agitarla para disolver la heparina. Si esto no se hace correctamente se formaran microcoágulos que pueden hacer variar los resultados.

Una vez obtenida la muestra debe mantenerse en condiciones estricta de anaerobiosis, hasta que se lleve a cabo el análisis. Entre la extracción y su análisis no deben pasar más de 10-15 minutos. Si se prevé que el tiempo será superior, la muestra debe guardarse en hielo triturado. Con ello se enlentece el metabolismo eritrocitario y se evita la disminución de la pO2 y el aumento de la pCO2, que se producen con el paso del tiempo en condiciones de temperatura ambiental. Este artefacto puede ser importante en pacientes con Leucemia y Trombocitosis.